Alternativas

Objetivo 4: Atender y reducir los factores que facilitan la violencia masculina para garantizar una vida libre de violencia.

Estrategia 4.1. Armonizar los instrumentos jurídicos y administrativos sobre la violencia contra las mujeres con las disposiciones internacionales en materia de derechos humanos, y fortalecer los mecanismos de prevención primaria desde la perspectiva de género con enfoque en las masculinidades.

Líneas de acción
4.1.1 Generar registros y metodologías de información sobre las violencias, desde una perspectiva de género y masculinidades, que considerenintegralmente el panorama de las violencias en el país, incluyendo sus causas estructurales e inmediatas y sus costos sociales, económicos y políticos, para la armonización y diseño de intervenciones públicas.
4.1.2 Promover reformas legislativas para transversalizar e institucionalizar la perspectiva de género y masculinidades en los sistemas, instrumentos, ciclos y los mecanismos de prevención, atención y
sanción, aplicables a la violencia de género y otras formas de violencia y delincuencia.
4.1.3 Generar una política integral de Estado para la prevención de las violencias en México, a través de diseñar, rediseñar y vincular entre sí los planes, políticas y programas dirigidos a la violencia contra las mujeres y otros en la materia de prevención social de las violencias, de seguridad pública y seguridad nacional; que integren el trabajo con hombres en todos los ámbitos en los que se manifiestan las violencias, y que aborden desde la perspectiva de género la transformación de las masculinidades que se basan en el ejercicio de las violencias.
4.1.4 Incorporar el trabajo reeducativo con hombres en el catálogo de penas del Código Penal, en el inciso “trabajo en beneficio de la víctima del delito o en favor de la comunidad” y en las resoluciones y sentencias judiciales para casos de violencia, incluyendo los casos de acoso y hostigamiento sexual y otros tipos de violencia de género que ocurren fuera del ámbito familiar como la trata de personas y la delincuencia organizada, así como promover su vinculación con las órdenes de protección como parte de la prevención.
4.1.5 Realizar un análisis de género a las disposiciones normativas y administrativas para identificar sesgos de género y otras formas de discriminación y revictimización que representen violencia institucional, con el objeto de proponer modificaciones para que no sólo se considere a los hombres como acosadores, hostigadores y agresores para los sistemas o registros correspondientes, sino que se les considere como sujetos activos en la eliminación de todas las violencias.
4.1.6 Incorporar e institucionalizar la perspectiva de género y masculinidades en las políticas, programas y acciones de capacitación a personas servidoras públicas de los tres niveles de gobierno, los tres poderes de la unión y cualquier organismo público, que incluya la armonización con los protocolos existentes sobre violencias y otros instrumentos similares o relacionados.

Estrategia 4.2. Mejorar los mecanismos de atención de la violencia de género y su efectividad
a través de la incorporación del trabajo con hombres con perspectiva de género con enfoque
en las masculinidades.

Líneas de acción:
4.2.1 Incorporar en los servicios para la prevención primaria y detección oportuna de la violencia contra las mujeres en los servicios de salud, mecanismos de identificación de factores que facilitan la violencia masculina, que permitan diseñar estrategias de trabajo con hombres usuarios.
4.2.2 Ampliar los servicios de atención médica y psicológica de violencia de género en unidades de salud a hombres usuarios, desde la perspectiva de género y masculinidades, e incorporarlos en los espacios y mecanismos de acceso a la justicia para las mujeres.
4.2.3 Promover la creación de centros de atención integral a hombres que ejercen violencia como parte de los mecanismos y los sistemas de prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres, así como parte del cumplimiento al catálogo de penas del Código Penal.
4.2.4 Elaborar y difundir protocolos de atención de casos de violencia, con perspectiva de género y masculinidades, que incluyan mecanismos de capacitación para el personal encargado de su implementación.
4.2.5 Establecer una estrategia nacional permanente para la atención y prevención de la trata de personas, centrada en el trabajo con los hombres responsables de ejercerla y los usuarios o consumidores, basada en la colaboración nacional e internacional con organizaciones y redes de la sociedad civil y gubernamentales.

Estrategia 4.3. Mejorar el acceso a la justicia en los casos de violencia, a través de la incorporación de la perspectiva de género con enfoque en las masculinidades, en la investigación integral, reparación del daño y la sanción, incluyendo los sistemas penitenciarios y de reinserción social.
4.3.1 Revisar el catálogo de sanciones en los casos de violencia para identificar sesgos de género y otras formas de discriminación y violencia que representen violencia institucional, y proponer modificaciones que incluyan su eliminación y la incorporación de la perspectiva de género y masculinidades.
4.3.2 Capacitar a las personas servidoras públicas encargadas de la seguridad pública y nacional, así como a las y los profesionales responsables de la procuración e impartición de justicia, en protocolos con perspectiva de género con enfoque en las masculinidades, no sólo en unidades especializadas, sino también en todos los sistemas institucionales correspondientes, incluyendo los sistemas penitenciarios federales y locales.
4.3.3 Homologar, desde perspectiva de género con enfoque en las masculinidades, los conceptos, metodologías, manuales y protocolos para la investigación y el peritaje utilizados en los procedimientos administrativos y judiciales, incluyendo la emisión y seguimiento a las órdenes de protección.
4.3.4 Registrar la información relativa a los casos de violencia con criterios alineados a la perspectiva de género y las masculinidades, y con un enfoque integral sobre las personas víctimas y personas agresoras, así como los registros y sistematización de las sentencias, su seguimiento y cumplimiento.
4.3.5 Establecer un mecanismo de coordinación con organizaciones no gubernamentales especializadas en perspectiva de género, masculinidades y trabajo con hombres, que contribuyan en la garantía del acceso a la justicia, el seguimiento de los casos y la reparación de los daños, a través de servicios de asesoría jurídica, atención médica y psicológica en los casos de violencia, entre otros.
4.3.6 Institucionalizar el trabajo con hombres como parte del acceso a la justicia de las mujeres mediante la investigación efectiva, reparación del daño y la sanción, así como parte de los derechos humanos de los hombres de tener acceso a mecanismos adecuados e integrales de atención, responsabilización del ejercicio de violencias y reeducación.